viernes, 4 de febrero de 2011

Ignacio y Matías capitulo 21 y 22




Ignacio y Matías

en ese momento el detective se retiro de la sala luego de quince minutos de viaje a todo motor llego a lo de su amigo Matías, este estaba haciendo lo que mejor sabia hacer estaba jugando a las cartas, cuando vio a Ignacio entrar por la puerta dijo
M- bueno volviste me imagino que con buenas noticias –una sonrisa había en el rostro del detective
I- ni te imaginas lo que  avanzamos – dijo mientras tomaba una silla para poder sentarse a su lado
M- bueno soy todo oídos
I- me llamo
M- ¿el cómplice?
I- no tu mamá
M- es increíble ósea que existe que cagaso debe tener, explícame ¿a que se debió esa llamada? ¿Qué hiciste para que te llame? – se acomodo en su silla muy intrigado nuevamente parecía un niño apunto de ver una película
I- sentate que tenemos para rato – en ese momento Ignacio comenzó a narrar la historia de cómo dieron con las cámaras, los micrófonos, le comento de los médicos que tenían detenidos todo con lujo de detalles, media hora después de haber contado todo, dijo - ¿y que te parece tu ex compañero que genio que es?
M- la verdad que debo reconocerlo que si, cualquiera hubiese dejado el caso no había necesidad de seguir el asesino ya estaba preso, pero vos que sos mas duro que una pared te obsesionaste y mira lo que conseguiste
I- si, tenes razón pero ahora hay que concentrarnos en descubrir ¿quién es el ayudante del cómplice? Ya que el me llamo eso los descarta a todos como el cómplice
M- en eso tenes razón pero hay algo en esto que no me cierra mucho,  si el planea inculpar a Matilde, ¿por qué te llamo? ¿Para que? Hay dos posibilidad o realmente Matilde es la ayudante del cómplice o esta jugando un juego que no se como va a terminar – este levanto las cejas como esperando que su amigo le responda
I- yo tengo la misma duda venia para acá y pensaba, si bien tenemos un caso, no tenemos evidencia como para llevar a juicio a alguien, ahora ¿por qué aparece? Ofreciéndome diez casos
M- por que sabe que no los vas a agarrar quiere saber con quien esta tratando o te esta probando, cada vez estoy pensando más que no tiene miedo, el quiere pensemos que tiene miedo
I-  si cuando me llamo lo primero que pensé es que tenia miedo mucho miedo, que el sabia que estábamos cerca de descubrirlo, pero ahora que hablo con vos dudo que tenga  miedo es más siento que se nos esta cagando de risa en la cara
M- es muy probable que se sabe del celular y el reproductor del DVD
I- nada todavía – denegó con la cabeza este -
M- ahora alguien te puso el celular en el bolsillo, ¿no te acordas de alguien con quien ayas chocado o algo por el estilo? – dijo esto al tiempo que movía los hombros
I- no de nada, nada raro, para  mi que fue cuando hicimos el allanamiento, la verdad que no se
M- intenta de hacer memoria de eso, pero hay otra cosa que me tiene muy intrigado
I- ¿qué?
M- fue fácil
I- ¿que fue fácil? Me queme la cabeza para llegar hasta acá  - el detective movía la mano en señal de furia
M- mientras su amigo le calmaba con la otra mano dijo - no digo eso, lo que quiero decir van un día encuentran un micrófono y al otro día hacen en el allanamiento y esta todo en su lugar, no puede ser por que seria tan descuidado de dejar todo ahí, sabiendo que el instituto esta bajo investigación, además vos tenes el teléfono pinchado, tus compañeros seguro que también, por ende conoce todos los movimientos que pueden llegar a hacer, todo sobre ustedes como sabía todos los movimientos de sus victimas en su momento, por que se las esta haciendo tan fácil
I- si eso también lo pensé, por que si bien nos costo mucho para llegar hasta, se que algo mas se trae entre manos por algún motivo la esta haciendo tan fácil, el rompecabezas empieza a armarse y si bien tengo miedo que tenga una carta oculta también estoy seguro que va a caer tarde o temprano
M-  yo que vos no estaría tan seguro, cuídate mucho tene mucho cuidado, por lo menos hasta que termine esto del cómplice,  y mi consejo es que dejes a la vieja tranquila ella no tiene nada que ver
I- sabes como es el protocolo no la puedo dejar ir, igual tampoco tenemos mucho contra ella por que en si lo único que tenemos son las cámaras y micrófonos y conjeturas porque después nada mas, no la podemos relacionar con los demás casos
M- no el sabe que es cuestión de tiempo que encuentren la manera de vincularlos con los casos, el juego ya empezó es solo cuestión de tiempo ver quien va a ganar.
I- ha la mierda te comiste a Borges, que poético que estas,
M- vos tene cuidado enserio te lo digo boludo
I- bueno cuando se muera mi vieja el trabajo es tuyo – miro su reloj y dijo – hu mira que hora es, me tengo que ir a interrogar a Matilde y ver que paso con el reproductor de DVD y con el celular
M- espera antes de irte se me ocurrió algo, si el cómplice esta mas cerca de los que vos pènsas
I- explícate
M- si, si la vieja es el cómplice y el ayudante fue el que te llamo para que así vos descartes a la vieja como posible cómplice
I- es una posibilidad, la voy a pensar ahora me tengo que ir cuídate
M- bueno anda por la sombra y seguí manteniéndome al tanto del caso – los dos amigos se dieron la mano- el detective se despidió de su amigo muy gentilmente y  salió muy aprisa para ir a interrogar a Matilde
Ignacio llego a la comisaría en su oficina estaban Juan y Cristian
J-  ni bien Juan lo vio entrar, salto desesperado de su silla para decirle -señor encontramos dos huellas en las baterías del celular y el DVD las dos concuerdan lo que no sabemos todavía de quien son, ahora las están comparando con la de los sospechosos
I- me juego las bolas que son de la vieja, bueno llámalos y deciles que se apuren – le indico Ignacio
J- si señor – inmediatamente levanto el teléfono y llamo a sus colegas, Cristian intervino
C- ¿dónde anduviste?
I- huy dios ¿qué te pasa? Desde cuando me haces tantas preguntas
C- estas sensible por lo visto hermano, fue una pregunta nada mas
I- bueno basta de boludéeles mientras esperamos los resultados vamos a hablar con Matilde
Los detectives fueron a hablar con la doctora esta vez querían hacerle ver a la doctora que estaba con la soga al cuello, además ya tenían la certeza de que el cómplice existía, cuando entraron vieron a la doctora parecía mas calmada por fuera pero en sus ojos todavía seguía el mismo odio que había antes
M- ha por fin se dignan a aparecer, me gustaría saber si no es mucha molestia para los señores hasta cuando voy a estar metida acá adentro, y que va a pasar con mi instituto
I- lamentamos decirle que hasta nuevo aviso no podemos contestarles ninguna de las dos preguntas usted sabe que esta muy comprometida en el caso mas ahora que su socio salió a la luz
M- ¿mi socio? sigo sin entender de que me estas hablando –la mujer se tomaba la cabeza como ya cansada de toda esta situación
I- el hombre que con su ayuda prácticamente obligo a sus victimas a matar a otras personas – dijo estas palabras al tiempo que tiraba las carpetas con las fotos de las victimas sobre la mesa
M- ustedes están completamente locos necesitarían un par de sesiones conmigo para ver si los puedo dejar bien – y saco las carpetas de la mesa empujándolas al piso
I- pensare referente a esa oferta, veo que no sabe que su socio nos llamo para ofrecernos diez casos para que lo dejemos en paz, tiene miedo de que usted hable
M- ¿diez casos? No entiendo nada de lo que me dice detective no se de que socio me habla de que casos me habla no entiendo nada
I- bueno basta de jueguitos pelotudos usted como ya le abra dicho su abogado esta hasta las manos, le paso a explicar el instituto es sospechado de la ser cómplice de la muerte de mas de veinte personas, en todos los consultorios encontramos cámaras y micrófonos, en su despacho encontramos en reproductor de DVD con mas de cien grabaciones, la principal sospechosa es usted, ósea que tiene dos opciones se sigue haciendo la pelotuda y la desentendida del asunto, o empieza hablar y probablemente la podamos ayudar mas de lo que usted piensa, ¿ahora que piensa hacer?
M- sigo sin entender nada de lo que esta hablando detective,
I- por favor – el detective esta vez comenzó a levantar el tono de voz – todos sus compañeros la apuntan a usted, tiene toda la evidencia en su contra, vamos ya sabemos que es usted necesitamos saber quien la ayuda con todo esto, denos un nombre y le aseguramos que la condena será mas leve de lo normal
M- basta, basta, basta – grito la doctora mientras se agarraba la cabeza en señal de desesperación, al mismo tiempo sus ojos se veían lagrimosos – detective como quiere que le explique que no se de que me esta hablando, por favor se lo pido necesito que me crea, no se de donde salió ese reproductor no se de que llamada anónima me habla no se nada, por favor se lo pido – antes de que pueda seguir hablando entro Juan con dos carpetas en la mano y le dijo algo al odio a Ignacio, este levanto las cejas muy sorprendido y dijo-
I- lamento informarle que su situación se ha complicado doctora
M- ¿ que paso ahora?
I- encontramos sus huellas en el celular y en el reproductor de DVD,
M-es imposible y ¿de que celular me habla
I- en el que hoy encontré en mi bolsillo, y por el medio de cual tuve la charla con su socio, ahora le ago una pregunta ¿piensa hablar ahora?
M- jamás toque esas cosas detective debe haber un error,
I- bueno vamos a hacer lo siguiente tiene dos horas para decidirse a colaborar de no ser así mi oferta de ayudarla caducara y va a quedar a merced de los fiscales de turno los cuales no son muy buenos que digamos – los detectives comenzaron a salir del lugar, pero la mujer exploto violencia y comenzó a gritar
M- pedazos de hijos de puta yo no tengo nada que ver hijos de puta, me hicieron una cama deseen cuenta- intento abalanzarse arriba de Ignacio pero un cabo la detuvo, una vez los detectives fuera del peligro de una mujer enojada, comenzaron a hablar
C- como le salto la térmica a la vieja, increíble, igual es muy obvio que le hicieron una cama,
I- si eso seguro, tenemos que averiguar quien es el cómplice por que sino esta vieja va terminar presa, y el otro va a quedar en libertad – Juan se encontró con los detective –
J- señor tengo mas noticias del celular
I- dale te escucho
j-  es uno de los modelos mas vendidos del país, el 350 se llama el celular esta liberado, es casi imposible saber de donde es su origen se venden en casi todos lados, hasta en supermercados, y el chip tampoco es de esos que se venden en los trenes en la plazas por cinco pesos,
I- ha bueno ósea que no tenemos nada – dijo mientras se rascaba la cabeza como sabiendo lo que le venia a decir su compañero
J- no excepto por la huella, nada mas
C- bueno ¿y ahora como seguimos?
I- por ahora no queda mas nada que hacer, tengan cuidado cuando usan los celulares no manden ninguna información importante, presten atención si alguien los sigue, de este tipo se puede esperar cualquier cosa, ahora vayan a casa es muy tarde ya
C- estas seguro ¿no queres que me quede a ayudarte?
J- señor me gustaría ayudarlo
I- no gracias pienso mejor cuando estoy solo, vayan tranquilo enserio muchachos – les indico a sus compañeros con las manos como echándolos -


la visita
Todos se despidieron Ignacio tomo todas las carpetas de todos los casos, los micrófonos, las cámaras, el celular, el reproductor, junto su escritorio junto a el de Cristian no le entraban todas las cosas en uno, se saco su campera, se remango la camisa, prendió un cigarrillo y agarro unos de los cajones del escritorio una botella de wiski, pero antes miro a su alrededor para verificar que nadie lo viera, se sirvió un vaso, y empezó a tomar luego de un par de horas de revisar las carpetas ver las fotos, revisar los micrófonos, escuchar las grabaciones, cerro los ojos y empezaron a pasar imágenes del caso por su cabeza, recordaba cuando vio por primera vez a Marcelo, la cara de miedo de ese hombre los nervios que tenia. Una palabra daba vueltas por su cabeza “conocía hasta mis pensamientos” una y otra vez se repetía en su cabeza,  también recordaba a Alberto cuando decía que le había tenido que pagar casi diez años de sesiones para que su mujer reconociera que odiaba al padre, tampoco quedaron atrás las charlas grabadas en el instituto, los doctores declarando, Matilde a los gritos diciendo “pedazos de hijos de puta yo no tengo nada que ver hijos de puta, me hicieron una cama deseen cuenta” , la voz distorsionada del cómplice, ofreciéndole un trato, todos los rostros de los sospechosos y hasta de sus compañeros comenzaron a pasar rápido por su cabeza, no soporto mas la presión y comenzó a decir –quien sos hijo de puta, ¿quién sos? ¿Quién sos? Lo repitió varias veces hasta que una voz lo interrumpió
M- sabias que hablar solo es la primer señal de locura –era mariano el agente de asuntos internos, que al mismo tiempo que decía esto prendía un cigarrillo
I- ¿qué horas es? ¿Qué haces vos acá?
M- son las tres de la mañana y andaba por acá vi luz y entre
I- el detective suspiro – tenes un pucho, ya me los fume todos,
M- si como no toma, ¿me puedo sentar? –le dio el cigarrillo y arrimo una silla al escritorio
I- por favor – le indico con la mano que se siente
M- ¿ese vaso tiene wiski? O me parece a mi
I- ¿que me vas a sacar la placa por tomar un trago?
M- no  de echo te voy a pedir que me sirvas un vaso, estamos fuera del horario de trabajo
I- toma de este yo tomo del pico –el detective le acerco el vaso y se lo lleno
M- muchas gracias, debo felicitarlo detective al parecer hizo un descubrimiento increíble, tiene a toda la comisaría revuelta, todo el mundo llamando, es un caso muy curioso este del cómplice
I- así parece, a que debe tanta amabilidad de golpe según tengo entendido le ordenaron que cierre mi caso, yo en su lugar estaría muy enojado
M-  no lo veo de esa manera vos en mi lugar te cagarías en la orden que te dio el jefe y seguirías con la investigación, sos un chico rebelde
I- en eso tenes razón, ósea que me estas dando a entender que un agente tan disciplinado como vos, va a desobedecer una orden directa, hasta donde la queres seguir no tenes nada contra mi
M- vos tampoco ni siquiera sabias si en verdad existía el cómplice hasta hace un tiempo y vete aquí intentando de descifrar quien es el verdadero cómplice, por que ya pudiste atrapar al socio, estas a un paso de descubrirlo nada mas,
I- ósea que te voy a tener que seguir viendo la cara por ahora
M- no en eso te equivocas, todos los jefes están muy contentos con el descubrimiento que acabas de hacer, ósea que por el momento te voy a tener que dejar tranquilo hasta que puedas descubrir quien es el verdadero cómplice, pero eso si te aseguro que tarde o temprano vas a compartir la celda con el
I- ¿tanto te cuesta reconocer que perdiste? Te gane mariano y te voy a seguir ganando no vas a poder contra mi
M-en eso somos muy parecidos, a ni ninguno de los dos nos gusta perder, pero bueno ya es tarde y tengo que ir a casa lamentablemente te dejo trabajar tranquilo – termino de tomar su vaso se levanto y se encamino asía la puerta  pero antes que pudiera salir Ignacio le dijo –
I- sabes muy bien que cuando cierre el caso este voy a ser intocable ¿no?
M- detective nadie es intocable en este mundo, usted mejor que nadie lo debería saber........... FIN DE LA PRIMERA TEMPORADA  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada